INVESTIGACIÓN | ABOGACÍA

Inteligencia anticipativa en la empresa: herramientas de alerta temprana (HAT)

04.01.2023

El planteamiento y ejecución de todo negocio jurídico u operación mercantil (en particular cuando es de gran envergadura y conlleva repercusiones importantes) debe fundamentarse sobre la adopción de las medidas previstas en relación con los objetivos a conseguir en cada una de sus fases.

En toda operación de contratación, negociación o inversión encontramos, al menos, tres fases: la inicial o ideativa, la intermedia o de desarrollo de la idea, y la final o de ejecución.

En la etapa ideativa es preciso elaborar una hoja de ruta escrita que anticipe los posibles escenarios y también contemple los riesgos a asumir. Es lo que algunos llaman «memoria descriptiva» de un proyecto. Adelantarse a los riesgos contribuye al buen fin de cualquier operación, sabiendo también que calcular el futuro con perfecta precisión es casi imposible.

La diligencia empresarial obliga a que en la etapa de desarrollo de un proyecto (contratación, negociación o inversión) se adopten como mínimo estas dos precauciones:

1.- Contar con información relevante, razonable, cierta, clara, concisa, inteligible, convincente y factible sobre lo que quiere hacer y con quién lo quiere hacer. Pero ¡ojo! «Información» no significa «inteligencia».

2.- Quien tiene inteligencia, tiene perspectiva; quien tiene menos inteligencia, sólo alcanza a comprender algunos detalles («brand strategy and business strategy are all about seeing the big picture»).

Utilizar Herramientas de Alerta Temprana (HAT).

Las HAT son diferentes mecanismos para detectar riesgos e identificar dificultades, lo que permite tomar medidas a tiempo.

Las HAT son muy variadas. Suelen incluirse en los marcos de actuación preventiva de las empresas, también llamados "planes de cumplimiento normativo". Las empresas que tienen HAT identifican las operaciones dudosas, y las evitan.

La información es crucial en el proceso de toma de decisiones. La investigación para lograr la información juega un papel relevante. Sin información no se deben tomar decisiones.

En todo proyecto de contratación, negociación o inversión, cuanto antes se detecten posibles dificultades o riesgos, antes se podrán tomar las medidas oportunas, y mayor será la probabilidad de evitar un fracaso, a la vez que más ordenado y eficiente será el procedimiento de ejecución del proyecto.

Leer aquí el artículo completo.